X
    Categories: Coberturas

CARAJO en el Teatro Flores: “La revancha de los ganadores”

Carajo se presentó en CABA por segunda noche consecutiva, luego de llenar el Vorterix el viernes, lo volvió a hacer el sábado, en el Teatro Flores.

El 2017 fue el año de probar cosas nuevas, de saldar deudas pendientes, de hecho, completé varias de mi lista… Ya había tachado el volver al Teatro Flores, palacio del rock que pise durante mucho tiempo en mi tierna juventud, pero el pasado sábado 9 de diciembre, aposte a más, y en el mismo lugar, tuve mi primera vez con los ya míticos, Carajo.

Todos los que disfrutamos del rock, y bancamos lo nacional (y que nos encontramos ya pisando los 30) conocemos la banda, y fue una parte importante de nuestra adolescencia, algunos nos alejamos un poco, en mi caso, porque cuando los escuchaba me sonaba bastante metálico, y no era tan del palo. En algún punto les perdí el rastro y me quedé en “Inmundo”, disco editado hace unos distantes 10 años, y llegué a escuchar algún que otro tema de  “El Mar de las Almas” (2010). No podría estar más arrepentido.

20:55 hs puntuales, entrando al teatro, empiezan a sonar las primeras notas melancólicas del poderosamente violento ‘Trágico Mundo Caído‘. Este no era el Carajo que yo recordaba… El fervor del público se respiraba, era contagioso, y así se mantuvo durante todo el show, como una infección que no cede, y que afiebró al teatro durante las más de dos horas que duró el show.

Inmediatamente la banda nos disparó ‘La Venganza de los Perdedores’ y ‘Drama’, con la misma energía que sus predecesores. Las luces led que iluminaban el escenario, pasaron a teñirlo de rojo, titilando al compás del bombo de la batería, cual latidos, preludiando ‘Tracción a Sangre’, que fue seguido de cerca por ‘Para Vos’.

“¿Cómo anda la gente de Flores esta noche?”, preguntó Corvata simpático desde arriba, “muchas gracias por venir, vemos un montón de caras amigas, la verdad que nos llenan el corazón, gracias por estar acá”, acotó antes de que Tery y Andy se sumaran para interpretar el resto de los temas de esta primer mitad del show, ‘Humildad’, ‘Fantasmas’, ‘Una Nueva Batalla’ y ‘Luna Herida’.

De golpe el telón se cerró y concluyó la seguidilla de temas, “nuevos” en su mayoría, para dar paso tan sólo 5 o 10 minutos después, a una oleada de temas más clásicos, indiscutiblemente poderosos, que fueron, al menos en mi caso, retrospectivos para mis años adolescentes…Tal vez no tanto con ‘Ácido’, pero definitivamente si con ‘Zion’, ‘Punk sin Cresta’. ‘Una Oportunidad’ e ‘Histeria, TV, Canción de Moda’ (estuve un rato largo cantando a viva voz, con la piel de gallina, que no me abandonó en ningún momento de lo que restó del show).

“Bueno Flores, vamos a divertirnos ésta noche, que vinimos a festejar acá, ¿están listos?”, preguntó Corvata, antes de seguir con la oleada de temas clásicos, mas vieja escuela, encabezados ahora por ‘Joder’, con Tery bajando al pit para acercarse un poco más al público.

Después de ‘Fluir’, Corvata volvió a esbozar unas palabras, para recordar “a los que ya no están, entre ellos el piojito”, y dedicarles una canción a todos ellos, ‘Triste’ (de su disco del 2004, “Atrapasueños”). Siguiendo con clásicos de este gran álbum, los artistas nos deleitaron con ‘Mata-Rutinas’, ‘El Error’ y ‘Hacerse Cargo’.

Yendo aún más para atrás, para el final del show, ya conocía todos los temas que la banda estaba tocando, se podría decir que me encontraba “en mi salsa”, y contagiado de la energía que emana el hermoso público que sigue a la banda… y me sentí uno más al compás de ‘Salvaje’, ‘Resistiendo con Ideas’ y ‘Pura Vida’.

“Es un día particular, muy especial para nosotros”, contó el cantante, “es el cumple de alguien de la familia de Carajo, de Dafne, nuestra manager (a lo que la gente responde entonando un festivo feliz cumpleaños) hay un montón, el Figaza que cumple hoy, Tery cumplió el 29…” (la gente no deja de aplaudir y arengar en ningún momento).

Y de repente, llega la gran pregunta, “¿quién ha venido a sacarse la mierda?” y de inmediato sonó el clásico ‘Sácate la Mierda’. Seguido de cerca por ‘El Vago’, último tema de la velada, o eso parecía ya que tras un emotivo “muchas gracias gente, hasta siempre” la banda preguntó irónicamente “¿quieren más?”. La respuesta fue obvia y Corvata bromeando se agarró la cabeza y dijo “uh, para qué pregunté…¿saben qué? Vino un amigo más con el que hacemos una canción muy copada, vino el Knario” y ahí sí, sonó ‘Cicatriz’, la canción que puso punto final al concierto.

Antes de irse, Corvata repartió agua y tiró unas púas para el público, Andy se acercó al vallado y saludó, casi que a uno por uno de los presentes, mientras que avisaron que una chica, Rocío, se lastimó en el slam, y que había sido hospitalizada, haciendo honor a esa actitud que siempre destacan los carajeros de la banda, de que profesan amor y cuidado los unos a los otros.

Crónica por: Mauro Coluccio
Fotografías por: Rafael Quecuty

Rafael Quecuty :